ALARMANTE CRESCIMIENTO DE ASALTOS Y ROBOS ASUSTA LA POBLACION DE AMAMBAY

- 10/07/2015 - 0:00 | 0 comentários
Segurança Pública


dfa7f6322712614e6e049fc346875c0a

Ante intensos controles de la Policía Militar y de la Policía Civil en la vecina ciudad brasileña de Ponta Porã se intensifican los asaltos y robos en Pedro Juan Caballero.

Las varias acciones que realizan los agentes de la policía brasileña con un efectivo de unos 300 policías actuando, en la frontera con el departamento de Amambay, resultaron con la prisión de varios ciudadanos paraguayos y disminuyo en un 90% las acciones de los delincuentes en esa parte del vecino país.

En cambio la ciudad de Pedro Juan Caballero a sufrido un incremento delincuencial de unos 50% y los números de robos de motos, asaltos a comercios, transeúntes y residencial, han aumentado de forma alarmante dejando a la población en zozobra ante la ola infernal de los delincuentes que atacan a cualquier hora del día o de la noche a los pobladores de Pedro Juan Caballero, donde transitan sin miedo alertados por las luces de las balizas de las patrulleras prendidas que circulan por la ciudad y pueden ser detectadas a mas de 2 kilometros por los delincuentes.

Según los patrulleros circular las patrulleras con las balizas prendidas es orden de altos jefes de la policía, por la que se evidencia que los altos jefes tienen poco o nada de conocimiento en el combate a la delincuencia en esta parte del país, donde la población vive a merced de los delincuentes que transitan libremente armados a fin de realizar sus fechorías en cualquier parte de la ciudad, incluso en las inmediaciones de la Jefatura de Policía de este departamento.

La falta de un proyecto serio de seguridad, evidencia que los altos jefes que solo se encuentran de paso asi a la jubilación, no están preocupados con el bien estar de la población amambayense, ya que informaciones indican que los delincuentes supuestamente actúan protegidos o son parientes de uniformados, razón por la que realizan los asaltos y despojos con total libertad en la vía publica o sobre la ruta del departamento.

Las autoridades municipales, departamentales y nacionales tan poco buscan una solución a la problemática que se encuentra asolando la zona de Amambay, donde se encuentran protegidos en el interior de sus oficinas con aire acondicionado preocupados apenas en que la camada asfáltica de cinco centímetros sea menor y que las ganancias entre mejor en su billetera, sin importase con el alto número de niños en la calle pidiendo limosna y lejos de las instituciones educativas.


Deixe um Comentário