FISCALES SOLICITAN IMPUTACIONES Y PRISION EN CASO ARA SA DE FINANZAS

- 15/06/2015 - 0:00 | 0 comentários
Negócios e Finanças


18325a37bf525b9d88d51a3441669c72

Los fiscales que investigan el vaciamiento de 14,3 millones de dólares de la firma Ára SA de Finanzas imputaron a 11 personas y solicitaron prisión para seis de ellos. Entre los procesados se encuentra Carlos Hugo Sosa Palmerola.

Los fiscales Josefina Aghemo, José Dos Santos y Hernán Galeano imputaron a Carlos Hugo César Palmerola, Gustavo Vera Ávalos, Liz Paola Díaz Ramírez, Víctor Daniel Valdez Chamorro, Francisco Manuel Sarubbi Prieto, Liliana María Franco Yegros y Francisco Apolonio Ortiz Barboza por lesión de confianza.

En tanto, fueron imputados Arcenio Céspedes Maciel, Ninfa Thomas Rudis, María Beatriz Gill Ávalos, Hugo Daniel Ortiz Barboza por lesión de confianza y producción de documentos no auténticos. El Ministerio Público solicitó la prisión para Hugo Sosa Palmerola, Gustavo Vera Ávalos, Arcenio Céspedes, Ninfa Thomas, María Beatriz Gill y Hugo Daniel Ortiz Barboza.

Menciona el escrito fiscal que en fecha 5 de mayo del corriente año, Carlos Fernández Valdovinos, presidente del Banco Central del Paraguay, Hernán Colmán Rojas, superintendente de Bancos y Rolando Arréllaga Yaluk, gerente general del BCP, remitieron un informe preliminar elaborado por los funcionarios de la Superintendencia de Bancos que fueron designados como interventores en el proceso de resolución de la Financiera Ára. SA de Finanzas y del cual surgían indicios de la existencia de un daño patrimonial importante en la citada financiera. Además, en fecha 30 de abril del corriente, realizaron arqueos generales para validar el saldo de cuenta de la caja, tanto de la casa matriz como de las sucursales, arrojando como resultado una diferencia aproximada de G. 74.546 millones, en contrapartida a los saldos de balance declaradas a fecha 29 de abril del 2015, que ascendía a G. 77.805 millones.

Menciona el informe de los interventores que la diferencia citada representada por los documentos obrantes en las cajas sucursales de Salto del Guairá, Pedro Juan Caballero y Ciudad del Este, es decir, que en lugar de contabilizarse dinero en efectivo se contabilizaban documentos, tales como cheques devueltos, recibos de dinero y vales que no podrían registrarse como dinero en efectivo en caja, como se hizo hasta el día antes de la intervención de la entidad financiera.

Con relación a la sucursal Ára. SA de Finanzas de Salto del Guairá, se tiene que en concepto de operaciones de cambio, entre el 30 de octubre y 4 de noviembre del 2014, Cristiano Sassaki presentó 11 cheques librados por Reveca Villalba. Las operaciones de cambio realizadas con cheques provenientes de un cliente (Reveca Villalba) con una línea cuyo límite era de 100.000 dólares americanos y el tipo de transacción comercial consistente en realizar cambio de divisas con cheques, constituye operaciones de alto riesgo, quebrantándose de esa forma el deber de la correcta administración, dado que se recibieron cheques con montos muy superiores a los habilitados para operar con Reveca Villalba, de acuerdo con el informe.

La orden de realización de las operaciones de alto riesgo fue dada, según el escrito fiscal, por Carlos Sosa Palmerola y fue ejecutada por Arsenio Céspedes y Hugo Ortiz. Todos los cheques fueron presentados en ventanilla de 4 y 7 de noviembre del 2014 y fueron rechazadas, ya sea por insuficiencia de fondos o por inhabilitación de cuenta. En contrapartida de los cheques recibidos, Ára SA de Finanzas realizó las correspondientes transferencias de dinero a los beneficiarios presumiblemente indicados por Cristiano Sassaki, haciéndolo de dos formas por el SIPAP y en efectivo.

Paralelamente, con el fin de ocultar los faltantes de dinero existentes en la sucursal de Salto del Guairá, Hugo Ortiz elaboró tres vales de contenido falso. También se dieron faltantes de dinero por haberse realizado operaciones de cambio a través de cheques de Anacleto Villalba y Sixto Quiñónez, los cuales fueron cobrados pero que fueron contabilizados como efectivo por el tesorero Arsenio Céspedes. Estas operaciones tampoco pudieron ser realizadas puesto que, según el perfil del cliente Anacleto Villalba, sólo podía realizar operaciones hasta el monto de 100.000 dólares americanos.

Aclara la documentación que conjuntamente los cheques y los vales fueron utilizados por Arsenio Céspedes cuando efectuó el arqueo de caja de fecha 28 de abril del 2015, donde hizo constar que el total de efectivo en moneda dólares americanos existentes en la bóveda era de 2.64.308 US$, cuando en realidad esta suma no existía. El perjuicio total por los faltantes de dinero en la sucursal de Ára. SA de Finanzas de la ciudad de Salto del Guairá asciende a la suma de G. 2.452.300.000.

Menciona que el perjuicio total por el faltante en las tres sucursales Salto del Guairá, Pedro Juan Caballero y Ciudad del Este asciende a la suma de US$ 14.308.150 y en G. 2.452.300.000.


Deixe um Comentário